visita a la cervecería Pilsner Urquell

Pilsner Urquell

Así, de primeras, un turista normal puede pensar que visitar una cervecería, la Pilsner Urquell no tiene nada de más, incluso en el país más cervecero del mundo. Se puede entender. ¿Quién quiere perder dos horas de sus vacaciones viendo máquinas en una fábrica?

Solo que la cervecería Pilsner Urquell, que está en la ciudad de Pilsen (en checo, Plzeň), a menos de 100 km de Praga, es mucho más que una simple fábrica de cerveza.

Hace casi 200 años la marca revolucionó la bebida al crear la pilsen, el tipo de cerveza más consumido en el planeta. Un hecho que, considerando la importancia del “pan líquido” en la evolución de las sociedades a lo largo de los siglos, coloca el logro en un lugar muy destacado de la historia de la humanidad.

Pilsner Urquell
Puerta de entrada a la Pilsner Urquell, inaugurado en 1892. En su interior ocurrió una revolución de impacto global.

Pero no es solo por eso por lo que la visita a la cervecería es interesante para legos.

Como cabría esperar de una empresa tan grande, nada en ella se hace al azar, y existe un bellísimo museo dentro de la fábrica, por donde un guía te lleva para ver presentaciones modernas en salas iluminadas y decoradas de una forma preciosa, con derecho incluso a un cine panorámico.

La entrada al Centro de Visitantes, dentro del terreno de la fábrica.
visita a la Pilsner Urquell
Área interna del centro de visitantes. Para esta parte, tienes que reservar horario.
visita a la Pilsner Urquell
Uno de los edificios antiguos de la cervecería.
visita a la Pilsner Urquell
Depósito de agua de 1907: el agua de Pilsen es fundamental en la calidad de la Pilsner Urquell.
visita a la Pilsner Urquell
Un antiguo vagón de transporte de la cervecería.
Añade agua y sé feliz.
Los barriles de roble haciendo que se produzca la magia.

En 1 hora y 40 minutos de visita, vas a conocer la historia de la Pilsner Urquell y del creador de la cerveza pilsen, el bávaro Josef Groll; vas a visitar las instalaciones originales de 1842 y las actuales; vas a saborear ingredientes utilizados en la elaboración de la cerveza; aprender cómo se produce (y por qué es diferente de otros tipos); te vas a encantar con las técnicas centenarias que todavía se usan hoy en día; y vas a terminar en un verdero paraíso para los amantes de la combinación del agua, la cebada y el lúpulo: los túneles de almacenamiento donde están los barriles artesanales con cerveza todavía no pasteurizada, natural, en su mejor condición de sabor que, lógicamente, estás invitado a probar.

Y para terminar la visita por todo lo alto, una degustación de la pilsen más auténtica del mundo.

Directamente del manantial: eso no lo puedes hacer en ninguna otra parte del planeta, no con una pilsen original.

No somos expertos en cerveza. Simplemente apreciamos las marcas checas (las mejores) y nunca nos habíamos interesado por aprender cómo se elaboraban. Y aún así, nos emocionó la visita, principalmente por su parte histórica.

El tanque de cobre donde fue producida la primera pilsen del mundo: reliquia de la humanidad.

No siempre se puede visitar un lugar que supuso una revolución para la humanidad y que continúa en activo, produciendo de la misma forma en la que lo hacía en sus comienzos. Y todavía más raro es tener la oportunidad de probar el producto resultante de tar revolución en su forma más pura.

Definitivamente, visitar la Pilsner Urquell no es simplemente visitar una cervecería.

No te pierdas:

La visita a la cervecería Pilsner Urquell

¿Dónde está la cervecería?

La Pilsner Urquell está bastante cerca del centro antiguo de Pilsen, en una avenida conectada directamente con la carretera que lleva a Praga. Es muy fácil de encontrar. La dirección es U Prazdroje 7, y las coordenadas para el GPS 49.7467639N, 13.3873333E.

Para más detalles, no te pierdas el texto cómo ir de Praga a Pilsen (Plzeň).

¿Cuántas visitas en inglés hay por día?

Suele haber entre dos y tres visitas en inglés por día. Consulta el calendario en la web de la Pilsner Urquell.

¿Hay visitas en otros idiomas?

Hay tours en alemán, ruso, francés y, claro está, checo.

Para visitas en español o italiano, tiene que haber un grupo de mínimo 10 personas, con reserva con un mínimo de tres días de antelación.

¿En que días hay visitas?

Hay visitas prácticamente los 365 días del año, con la excepción de algunos festivos puntuales. La web te va a decir sin el día que quieres hay visita o no.

¿Cuánto dura la visita?

100 minutos (1 hora y 40 minutos).

¿Hay que reservar la visita por adelantado?

No, pero te lo recomendamos, porque las plazas en cada tour son limitadas.

¿Cómo puedo reservar la visita?

En la web de la Pilsner Urquell, que es bastante completa.

En ella también puedes comprar entradas para el Museo de la Cerveza (en el centro antiguo de Pilsen) y para los subterráneos históricos de la ciudad. Comprando entrada para más de una atracción en el mismo día, consigues un descuento.

Atención: a la hora de reservar la visita, no te confundas: tienes que seleccionar Pilsner Urquell, y no Brewery Museum, que es el Museo de la Cerveza en el centro de la ciudad.

¿Hay que pagar en el momento de la reserva?

Sí.

¿Hay que dar tus datos?

Sí, es rápido, fácil, pero hay que hacerlo.

¿Cuánto cuesta la visita?

En el momento de publicar este texto, los precios son los siguientes:

  • adultos: 250 CZK.
  • niños, estudiantes y tercera edad: 150 CZK.

Comprueba los precios actualizados en la web de la Pilsner Urquell.

¿Cómo se puede pagar?

Para compras por internet, la única opción es la tarjeta de crédito, pero se puede elegir pagar en euros o en coronas checas.

Para compras en la fábrica, puedes pagar con efectivo o con tarjeta de crédito. También puedes pagar en euros.

¿Hay que imprimir la entrada?

Sí. Después de darte de alta y pagar, vas a ver la entrada en una zona de la página con tus reservas. Imprímela y preséntala en la fábrica.

Las instrucciones están aquí.

No quiero hacer la visita, solo ir al centro de visitantes.

Lo puedes hacer. Abre todos los días en los siguientes horarios, sin reserva previa:

  • abril a septiembre: de 8h a 18h.
  • octubre a marzo: de 8h a 17h.

¿Las personas con movilidad reducida pueden hacer la visita?

Sí, todo el trayecto es accesible.

¿Los menores de edad pueden hacer la visita?

Sí, pero tienen que tener la autorización y compañía de un adulto responsable. Y, claro está, no pueden beber cerveza.

¿Hay tienda al final de la visita?

Sí, ya lo creo. ¿Pensabas que los inventores de la pilsen no iban a tener una tienda de la marca? Es una tienda muy interesante.

¿Hay otras cosas para ver en Pilsen?

Sí, Pilsen es una ciudad muy bonita con un centro antiguo fantástico. Todos los detalles en el texto qué hacer en Pilsen.

Reserva tiempo para conocer Pilsen, te va a gustar.

Últimas recomendaciones

Lleva ropa de abrigo, porque el depósito subterráneo tiene una temperatura constante de 5ºC.

En el mercado checo, la Pilsner Urquell usa la marca Plzeňský Prazdroj, no te sorprendas si la ves aparecer en alguna web o en alguna placa.

Si bebes, no conduzcas. La tolerancia a la conducción bajo los efectos del alcoholo en la República Checa es cero. Para alternativas de transporte para llegar a la cervecería, echa un vistazo al texto cómo ir de Praga a Pilsen.

NOTA: La visita a la fábrica de la Pilsner Urquell fue hecha a través de una invitación del órgano oficial de turismo de la República Checa. Echa un vistazo a este texto para conocer nuestra política de colaboraciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *