qué hacer en Český Krumlov

qué hacer en Český Krumlov

En este texto te vamos a explicar qué hacer en Český Krumlov. Es muy difícil escribir sobre un lugar que amamos. Y eso porque acaban faltando adjetivos que hagan justicia a lo que sientes por ese lugar, fotos que muestren lo que tus ojos han visto, etcétera.

Por eso, para nosotros, es muy difícil escribir sobre Český Krumlov, una pequeña ciudad a 170 km al sur de Praga, casi en la frontera con Austria.

Solo para que tengáis una idea de lo que pensamos sobre Český Krumlov:

  • los autores DE VIAJE A PRAGA ya la hemos visitado 9 veces, y tenemos la intención de volver muchas veces más.
  • siempre intentamos pasar por lo menos una noche en el destino (lo que recomendamos encarecidamente a todo el mundo).
  • es el primerísimo lugar que recomendamos a los que nos preguntan, “¿a qué otro lugar de la República Checa puedo ir?”
torre del castillo cesky krumlov
La ciudad vista desde lo alto de la torre del castillo: insuperable.

Y para que esta recomendación no se circunscriba a una opinión personal, echa un vistazo a lo que la UNESCO dice en su página sobre los Patrimonios de la Humanidad a respecto de Český Krumlov, título que ostenta desde 1992:

“Situada en las márgenes del río Moldava, Český Krumlov fue construida alrededor de un castillo del siglo XIII con elementos góticos, renacentistas y barrocos. Es un ejemplo excepcional de una pequeña ciudad medieval centroeuropea cuyo patrimonio arquitectónico ha permanecido intacto gracias a su discurrir pacífico a lo largo de más de cinco siglos.”

Pero, ¿de dónde sale tanta belleza y cómo se preservó también la ciudad durante tanto tiempo? Hay varias razones.

qué hacer en Český Krumlov
La Plaza de la Concordia (Náměstí Svornosti), la principal de Český Krumlov: es testigo de muchos acontecimientos.

Desde su nacimiento hasta el comienzo del siglo XX, Český Krumlov fue propiedad de prácticamente tres familias de la nobleza, famosas por su capacidad comercial y también por su amor al arte y la arquitectura: los Rosenberg, los Eggenberg y los Schwarzenberg.

Fueron esas familias las que aseguraron el desarrollo económico, arquitectónico, cultural y social de la ciudad, muito ayudadas por las fuertes conexiones con la nobleza de la vecina Austria y por las rutas comerciales de las cuales Český Krumlov formaba parte.

qué hacer en Český Krumlov
Český Krumlov: entre Linz y Praga.

Además de esta ayuda de sus antiguos gobernantes y de su posición geográfica, Český Krumlov tuvo la suerte de librarse de grandes batallas y de no haber sufrido ningún bombardeo durante la Segunda Guerra Mundial.

Para finalizar, a partir de mitad de los años 60 del siglo XX empezó a recibir mayor atención por parte del gobierno del país, con el objeto de garantizar su preservación, hasta ser protegida por la UNESCO con la designación que mencionamos anteriormente.

qué hacer en Český Krumlov: cuadro de cesky krumlov
Český Krumlov en algún momento del siglo XIX, en un cuadro de Bedřich Havránek: no ha cambiado casi nada (imagen de dominio público).

El resultado es lo que enamora a miles de personas, aunque solo pasen un día en la ciudad: un escenario que parece salido de un estudio de cine, pero que es real y original, combinando a la perfección un castillo, calles estrechas, edificios preciosos, un clima agradable, colinas, islas, un río lleno de curvas y un hermoso peñasco.

Vamos a ver cómo les cuentas a tus amigos, sin dificultad, todo lo que te ha inspirado Český Krumlov cuando lo visites.

No te pierdas otras excursiones desde Praga:

Qué hacer en Český Krumlov

A pesar de ser bastante pequeña, Český Krumlov tiene varios puntos turísticos. Pero, con excepción de algunos pocos, nuestra recomendación turística es simplemente una: camina, camina y camina.

Aprovecha que te encuentras en un centro histórico que es una atracción en sí misma, y libera tu cuerpo y tu mente de la obligación turística de visitar lugares específicas. Cógete unas vacaciones de tus vacaciones. Simplemente descansa y pasea.

Entre en callejones. Atraviesa puertas que parecen llevar a espacios privados (aunque probablemente no lo sean). Cruza al otro lado del río. Acércate a la orilla del río.

Camina hasta el siguiente puente. Busca otro ángulo para hacer fotos. Llega donde los turistas no lo hacen. Camina hasta el final de la calle, y vuelve. Inventa. No te vas a arrepentir.

Paseo a pie

Dentro de nuestra recomendación de simplemente caminar, vamos a hablar a continuación de los lugares que más recomendamos. Pero no te circunscribas a ellos. Anda, explora y descubre nuevos lugares. Y luego nos lo cuentas para que podamos ir a verlos la próxima vez que visitemos Český Krumlov.

A continuación vas a ver un mapa que hemos elaborado donde hemos colocado la localización de todas las atracciones mencionadas.

Áreas abiertas del castillo

El acceso a las áreas abiertas del castillo es libre, gratuito, y vale muchísimo la pena recorrerlas, ya que existen varios lugares desde donde se contempla una vista preciosa de la ciudad, en bajo, y del complejo del castillo. Y camina hasta el final, siempre. En el fondo están los jardines del castillo, que recomendamos a continuación.

El castillo de Český Krumlov: puedes entrar hasta el fondo sin pagar.

Ah, nada más entrar al castillo, vas a ver un foso habitado por osos. La presencia de esta especie ahí es una tradición a la que dieron comienzo hace siglos los Rosenberg. No le vemos la más mínima gracia y, la verdad, es muy difícil avistar a los osos, que se pasan casi toda la vida escondidos. Pero si los quieres ver, ármate de paciencia.

Jardines del castillo

Los jardines del castillo son preciosos. Pasea por todos los rincones y no dejes de caminar cuando llegues al final del bosque que está al fondo del terreno. Ve hasta el fondo de los jardines, donde hay un pequeño lago. Hazlo especialmente si visitas Český Krumlov en otoño, cuando el escenario es de película. Pocos turistas llegan hasta aquí, lo que le convierte en el lugar perfecto para disfrutar de la paz y el silencio.

El bosque al final de los jardines: maravilloso en otoño.

Puedes consultar informaciones sobre el jardín (en inglés) aquí.

Torre del castillo

Es el único lugar cerrado donde te recomendamos que entres durante tu paseo por el castillo, porque ofrece una panorámica exclusiva de la ciudad. Son más de 160 escalones, pero vale la pena el esfuerzo, por no mencionar que la entrada es muy barata.

La torre del castillo vista desde la parte baja de la ciudad.

Entrada: 50 CZK. Más detalles aquí.

Calle Na Ostrově

Es la calle de la pequeña isla que está debajo del peñasco del castillo, un lugar excelente para descansar.

Calle Rybářská

Cruza uno de los puentes para ver cómo es Český Krumlov desde el otro lado del río. Hay varios restaurantes al final de la calle.

qué hacer en Český Krumlov
La calle Rybářská, vista desde el otro lado.

Parque Městský (Městský sady)

Siguiendo por la calle Rybářská, vas a llegar al lindo Parque Městský, con su Capilla de San Martín y sus extrañas esculturas (considerando que están alrededor de una capilla). Ve hasta la orilla del río para ver desde abajo el Hotel Růže y la Iglesia de San Vito.

Parque Městský
Vista desde el Parque Městský: la Iglesia de San Vito y el Hotel Růže.

Náplavka

Camina por la orilla del río también por aquí, siguiendo el curso del agua. Si tuvieras interés en visitar la Cervecería Eggenberg, este un buen camino para llegar hasta ella.

Náplavka
Náplavka: un ángulo diferente.

Agujero de las Ratas (Myší díra)

Es otro lugar precioso para ver diferentes ángulos de la ciudad y, a pesar de su nombre, no hay ratas.

Está debajo del puente de la Calle Horní. Es una grieta en la piedra abierta para proteger la ciudad, ya que el puente de madera que existía antiguamente podía ser derribado en caso de ataque.

agujero de las ratas
El Agujero de las Ratas visto desde arriba, desde la calle Horní.

Se puede llegar por la escalinata de la calle Rooseveltova (al lado del Hotel Garni Myší díra) o pasando por debajo del Hotel Mlýn, en la calle Parkán.

Patio al lado del Museo Regional (Regionální muzeum v Českém Krumlově)

Es una zona reservada exclusivamente para el que quiere ver un ángulo muy bonito de la ciudad. Suele estar lleno de turistas, pero la vista es tan bonita que no te va a importar.

Cervecería Eggenberg

A pesar de no tener la importancia histórica de la Pilsner Urquell (lee este texto para entenderlo), la Eggenberg es una cervecería que cualquier amante de la bebida debe conocer.

Además de cervezas deliciosas que difícilmente vas a encontrar en Praga (si quieres llevarte algo a casa, mejor que no dejes de comprarlas durante tu visita), tiene una historia que comenzó alrededor del año 1500 y que se confunde con la propia trayectoria de Český Krumlov.

cervecería Eggenber
Una de las fachadas de la cervecería Eggenber: la entrada para la visita está al final de la calle.

La visita a la fábrica es muy barata, pero también puedes hacer una visita con degustación o con una caja de cervezas de regalo. ¡O incluso con las dos, degustación y caja de cervezas!

Si no quieres hacer la visita, puedes probar la cerveza, y platos deliciosos también, en el restaurante de la cervecería, que recomendamos. Y no dejes de probar el magnífico destilado de cerveza (pivní pálenka) producido por la Eggenber. Ya vamos avisando: es fuerte.

Está en la calle Pivovarská 27. Más detalles (en inglés) aquí.

Interiores del Castillo de Český Krumlov

Si te apasionan los interiores de castillos, deberías hacer la visita por el interior del castillo de Český Krumlov o, como mínimo, por su museo. La construcción alberga casi 800 años de historia, tiene leyendas, es el segundo mayor castillo del país y sus salones te van a encantar. Son, por cierto, mucho más interesantes que los espacios abiertos al público dentro del Castillo de Praga.

Castillo de Český Krumlov
El patio central del Castillo de Český Krumlov.

Por otro lado, si no te interesa ese tipo de visitas, con que pasees por las partes abiertas del castillo ya es suficiente. No te olvides de subir a la torre (hemos hablado de ella anteriormente).

  • Tour Guiado 1. Interior de los periodos renacentista y barroco. Para precios, horarios y reservas, echa un vistazo en esta página de la web del castillo.
  • Tour Guiado 2. Interiores del sgilo XIX. Para precios, horarios y reservas, echa un vistazo en esta página de la web del castillo.
  • Museo del Castillo. Para precios, horarios y reservas, echa un vistazo en esta página de la web del castillo.
  • Teatro Barroco. Para precios, horarios y reservas, echa un vistazo en esta página de la web del castillo.

Iglesia de San Vito

Solo hay una construcción en Český Krumlov que rivalice en imponencia con el castillo: la Iglesia de San Vito, que a pesar de estar en el centro de la ciudad, se encuentra ubicada en una parte un poco más elevada, lo que hace que su torre se destaque más.

Iglesia de San Vito
La Iglesia de San Vito, en un punto elevado de Český Krumlov.

Terminó de ser construída en torno a 1400, y ha sufrido pocas alteraciones desde entonces. Como está en una calle importante de Český Krumlov, seguro que vas a pasar por ella y visitarla rápidamente.

La iglesia está en la calle Horní 160.

Centro de Arte Egon Schiele

Consulta las exposiciones que se ofrecen el día de tu visita, porque puede ser que haya alguna interesante. Si el arte no es lo tuyo, visita el café para ver por dentro un poco de un bonito edificio de 1600, donde originalmente funcionó la cervecería de la ciudad.

Centro Egon Schiele
Arte hasta en la pared de fuera del Centro Egon Schiele.

Calle Široká 71. Más información (en inglés) aquí.

Monasterios de Český Krumlov

Forman un museo de la historia de los monjes franciscanos. Los edificios son bonitos y vale la pena visitar por lo menos los jardines.

Monasterios de Cesky Krumlov
La entrada de los monasterios: combinan bien con la pizzería Nonna.

Calle Klášterní dvůr 97. Informaciones actualizadas (en inglés) aquí.

Otras atracciones

Como dijimos anteriormente, Český Krumlov tiene varias atracciones turísticas que atienden intereses específicos. Pero como nunca nos interesaron demasiado, dejamos aquí un enlace a la web de la ciudad, para que eches un vistazo por si hubiera alguna otra cosa que te llamara la atención.

Para facilitar tu trabajo, las atracciones más famosas (además de las ya mencionadas en este texto) son la Casa de Cuentos de Hadas (que es un museo de marionetas), el propio Museo de Marionetas, el Museo Regional y el Museo y Taller Fotográfico Seidel.

Český Krumlov: consejos generales

Cuánto tiempo quedarse

La mayoría de las personas visita Český Krumlov en una excursión en el día desde Praga, o como una parada en el camino entre Austria y la capital checa. Podrías hacer eso, pero nos parece un crimen.

Por la noche, Český Krumlov consigue la proeza de estar todavía más bonita, acogedora y encantadora, con el castillo iluminado y las calles tranquilas, sin las hordas de turistas que la visitan durante el día. Además, con una noche en uno de sus excelentes alojamientos, puedes aprovechar mucho más, caminar mucho más y descubrir cosas diferentes que nunca verías si estuvieras unas horas en la ciudad.

Cesky Krumlov por la noche
Si no te importa perderte esto…
castillo por la noche
…o esto, y mucho más, no hace falta que pases la noche en Český Krumlov.

Por no mencionar la maravillosa experiencia que supone levantarse pronto para tener toda la ciudad para ti, antes de que lleguen los primeros autobuses de Praga cargados de turistas.

Es solo Český Krumlov y tú (hasta la llegada de los otros turistas).

Por eso, recomendamos mucho, pero mucho: pasa por lo menos una noche en Český Krumlov. ¿Quieres más tiempo en Praga? Vale, vuelve a Praga por la mañana del segundo día. Vas a llegar antes del mediodía, vas a tener una tarde entera en Praga y habrás conseguido ver la pequeña joya de Bohemia bajo la paz de la oscuridad.

¿Dos noches o más? Bueno, eso depende de tu estilo de viaje. La ciudad es pequeña, y una noche suele ser suficiente para ver lo mejor de Český Krumlov. Claro que si te quedas dos noches vas a ver más cosas, y con más calma, pero también te puede llegar a parecer demasiado.

Para finalizar. Una razón práctica para dormir en la ciudad. Son tres horas de viaje entre Praga y Český Krumlov. Para ir y volver, vas a perder 6 horas de tu día en el autobús. Ya perdonarás, pero esa paliza solo para ver rápidamente un lugar tan bonito es masoquismo puro.

¿Te atrae la idea de pasar una noche en Český Krumlov? No dejes de ver el texto donde hablamos sobre dónde alojarse en Český Krumlov. Y si te queda alguna duda, aprovecha la consultoría gratuita de alojamiento para que te podamos ayudar.

¿Cuánto cuesta pasar una noche en Český Krumlov?

Todo depende, por supuesto, de tu estilo de viaje. Pero si quieres tener una referencia, aquí están los gastos de nuestra última visita (valores totales para dos personas, sin incluir el hotel):

  • billetes de autobús (ida y vuelta): 900 CZK
  • comida el primer día: 500 CZK
  • café y pastel por la tarde: 200 CZK
  • cena: 500 CZK
  • comida el segundo día: 310 CZK
  • café por la tarde (sin pastel): 150 CZK
  • Total: 2.460 CZK.

En realidad, los precios no son muy diferentes de Praga. Echa un vistazo al texto en el que hablamos sobre los precios en Praga.

El clima en Český Krumlov

El clima de Český Krumlov es muy parecido al de Praga. En invierno, hace tanto frío como en la capital, y el verano puede tener momentos de calor intenso. De cualquier forma, llévate alguna blusa extra para la noche. Si pudieras ir en otoño, no dejes de hacerlo, la ciudad se pone preciosa.

No te pierdas este texto en el que hablamos sobre cuál es la mejor época para visitar Praga.

¿Vale la pena comprar la Český Krumlov Card?

La oficina de turismo de Český Krumlov ofrece una tarjeta de descuentos, que puede ser comprada en las oficinas de turismo en puntos estratégicos del centro. Tienen un precio fijo y permiten entrar a 5 atracciones:

  • el Museo y la Torre del Castillo
  • el Museo Regional
  • el Museo y Taller Fotográfico Siedel
  • el Centro de Arte Egon Schiele
  • y los Monasterios de Český Krumlov
Český Krumlov Card
El Český Krumlov Card y su folleto.

¿Vale la pena comprarlo? Depende de ti. Si te interesara entrar en alguno de esos lugares, y la suma de las entradas saliera más cara que el pase, este, lógicamente, valdrá la pena. De lo contrario, no vale la pena. Calcula y decide.

Dónde alojarse en Český Krumlov

No te pierdas el texto Dónde alojarse en Český Krumlov. Existen muchos hoteles maravillosos en la ciudad, pero hay que entender algunas cosas antes de reservar. Si te hace falta ayuda, aprovecha la consultoria gratuita de DE VIAJE A PRAGA.

Cómo llegar a Český Krumlov

No dejes de consultar el texto donde explicamos cómo llegar a Český Krumlov, tanto desde Praga como desde Austria.

Dónde comer en Český Krumlov

Como buena ciudad turística, Český Krumlov tiene muchos restaurantes, de todos los tipos y precios. Nuestra recomendación general es que camines por la ciudad prestando atención a los lugares que más te llamen la atención. Echa un vistazo a los precios y, si te parecen adecuados, vuelve cuando te entre el hambre.

¿No te gusta entrar en restaurantes turísticos? Sentimos informarte que todo el centro de Český Krumlov, y toda su oferta gastronómica está preparada para los extranjeros. Tu única posibilidad de evitar restaurantes con menús en varios y idiomas es salir de la parte más bonita de la ciudad, lo que sinceramente pensamos que no vale la pena solo por hacer una comida en otro lugar.

A continuación presentamos algunas recomendaciones personales de restaurantes y cafés.

Pizzería Nonna Ginna
Letrero de la Pizzería Nonna Ginna: para hambre con poco dinero.

Pizzería Nonna Ginna. Sí, es pizza (y pasta), pero es barata y una buena opción para presupuestos más ajustados. Está en un rincón medio escondido de la calle principal. Nuestra última comida ahí, para dos personas, salió por 310 CZK. Está en la calle Klášterní, 52.

restaurante Eggenberg
Interior del restaurante Eggenberg: mucho sabor tradicional.
Cerveza Eggenberg
Cerveza Eggenberg, comida checa y Pivovice: no intentes hacerlo en casa.

Restaurante Eggenberg. Es el restaurante que está dentro de la Cervecería Eggenberg. Tiene ambiente de taberna, bastante más grande que otras de la República Checa, y sirve comida chequísima. Es una excelente opción. El restaurante está en la calle Pivovarská 27.

Hotel Růže
El Parque Městský visto desde la terraza del Hotel Růže, al principio de la primavera.

Restaurante Růže. El Hotel Růže ocupa el edificio que antaño fue un colegio jesuita, cuya construcción terminó en 1588. Una buena forma de conocer este edificio es comiendo en el restaurante Růže, que está dentro del hotel. El ambiente no es muy acogedor, porque los salones son gigantescos, pero el clima histórico es interesante. Si fueras, no dejes de visitar la terraza, con bonitas vistas al Parque Městský. En realidad, la terraza es mejor que el restaurante. Calle Horní 154.

Café en la antigua cervecería.

Café do Centro de Arte Egon Schiele. Un lugar perfecto para una merienda o un café por la tarde. Lo dijimos antes y lo volvemos a repetir: el edificio es de 1600 y ya fue la sede de la cervecería de la ciudad. Está en la calle Široká 71.

Na Louži
La fachada de Na Louži y su Cola Zon, la Coca-Cola fabricada en la República Checa.

Hospoda Na Louži. ¿Qué tal un bar, con paredes revestidas de madera, mesas pesadas y atmósfera retro? El Na Louži es el lugar, con comida típicamente checa, cerveza maravillosa e incluso la Zon Cola, la Coca-Cola checa (producida en la ciudad de Třebič) y embotellada en preciosas botellitas de vidrio. Está en la calle Kájovská 66.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *